Nuevas recetas

Escándalos alimentarios en China 2015

Escándalos alimentarios en China 2015


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Desde camarones hasta fórmula infantil, estos son cuatro de los escándalos alimentarios más grandes de este año en China

China implementó una nueva ley de seguridad alimentaria el 1 de octubre.

Los escándalos alimentarios de China son infames en los medios de comunicación, ya que cada año parecen surgir nuevos. Según Forbes, en 2014, el Tribunal Supremo del Pueblo condenó a 2.647 personas por cargos relacionados con la seguridad alimentaria en un total de más de 2.000 casos. Aunque la ley incluye castigos más estrictos para los infractores y prohibe los pesticidas tóxicos, muchos no creen que verán mejoras muy rápidamente. según la BBC. Estas son algunas de las preocupaciones de seguridad alimentaria en porcelana en 2015.

Camarón

A vendedor en Zhejiang se está investigando después de posiblemente inyectar gelatina u otra sustancia en los camarones para que parezcan más llenos. Una regla general para los alimentos en China es no comprar algo que se vea especialmente fresco o apetitoso, ya que podría verse así debido a los aditivos y productos químicos.

Cerdo

Esto fue noticia en enero. En una operación que comenzó hace más de un año y se extendió a más de 11 provincias, Los funcionarios chinos incautaron más de 1.000 toneladas de carne de cerdo contaminada y 48 toneladas de aceite de cocina peligroso, todos hechos de cerdos enfermos comprados por sindicatos a tasas de descuento de los granjeros.

Carne insegura

Las autoridades chinas incautaron 100,000 toneladas de carne de contrabando este verano y, según los informes, parte de ella tenía más de 40 años. Toda la carne se había descongelado y vuelto a congelar varias veces. La carne incautada se estimó en unos 483 millones de dólares.

Formula infantil

A escándalo de la leche contaminada en 2008 enfermó a más de 54.000 niños y mató al menos a cuatro, pero este retiro está mucho menos extendido. Este verano se pidió a tres productores de leche en polvo para bebés de la región de Shaanxi que retiraran productos que, cuando se probaron, revelaron niveles excesivos de nitrato.


En China, los estómagos se revuelven ante la noticia de que comerciantes venden carne de hace 40 años

Desde carne de rata disfrazada de cordero hasta leche contaminada y sandías explosivas, los consumidores chinos se han acostumbrado a los escándalos alimentarios que revuelven el estómago. Pero el martes, innumerables personas se vieron obligadas a reflexionar sobre los beneficios del vegetarianismo después de que surgieron informes de noticias de que comerciantes de carne sin escrúpulos habían estado vendiendo toneladas de alitas de res, cerdo y pollo que en algunos casos habían estado congeladas durante 40 años.

Los medios de comunicación chinos anunciaron que las autoridades habían incautado casi 500 millones de dólares en carne congelada contrabandeada este mes en toda China, parte de la cual data de la década de 1970. Los escondites de alitas de res, cerdo y pollo, por un valor de hasta 3.000 millones de renminbi, o 483 millones de dólares, fueron descubiertos en una ofensiva nacional que abarcó 14 provincias y regiones, informó la agencia estatal de noticias Xinhua.

Por lo general, la carne se enviaba desde el extranjero a Hong Kong y luego se llevaba a Vietnam, donde los comerciantes pasaban de contrabando el producto a través de la frontera china sin declararlo a los funcionarios de aduanas o pasar por los procedimientos de inspección y cuarentena requeridos. Desde allí, los delincuentes a menudo transportaban la carne en camiones sin refrigerar para ahorrar costos y la volvían a congelar varias veces antes de que llegara a los clientes.

“Era demasiado maloliente. Un camión lleno de eso. Casi vomito cuando se abrió la puerta ”, dijo Zhang Tao, funcionario de la administración de aduanas en Changsha, la capital de la provincia central de Hunan, según Xinhua. Las autoridades de Changsha incautaron 800 toneladas de carne congelada el 1 de junio y arrestaron a 20 presuntos miembros de dos bandas.

Según la Administración de Aduanas de Changsha, se descubrió que un tercio de la carne a la venta en el mercado mayorista más grande de la ciudad era importada ilegalmente. Si bien el origen de la carne de contrabando no estaba claro, un informe en el sitio web oficial del departamento de propaganda de Hunan decía que el contrabando provenía de la frontera con Vietnam.

En la región de Guangxi, que limita con Vietnam, los funcionarios de aduanas encontraron que parte de la carne congelada de contrabando "tenía más de 40 años", según el periódico The China Daily. Los funcionarios chinos no explicaron dónde se originó la carne o cómo se había almacenado durante casi dos generaciones. Después de volver a congelarse, la carne se vendió a minoristas, supermercados y restaurantes de todo el país. La Televisión Central de China, la emisora ​​estatal, mostró a los trabajadores de la ciudad sureña de Shenzhen reempacando la carne importada con etiquetas chinas, aunque los productos importados, si son legales, tienden a ser más rentables.

Parte de la carne se vendió en Internet. Muchos minoristas de carne han creado perfiles en Taobao, el sitio web de compras en línea propiedad de Alibaba, que ofrece carne local e importada. Algunos afirman estar vendiendo carne de res importada de los Estados Unidos, a pesar de que dicha carne de res ha estado prohibida en China continental desde 2003, luego de brotes de encefalopatía espongiforme bovina o enfermedad de las vacas locas.

Los escándalos alimentarios son un tema políticamente delicado en China, donde los alimentos contaminados han enfermado a un gran número de personas. En 2008, la leche en polvo contaminada con melamina, un compuesto industrial tóxico, enfermó a 300.000 bebés y murieron seis. Desde entonces, el país ha encontrado sandías que explotaron por el uso indebido de un químico acelerador del crecimiento, carne de cerdo empapada en un aditivo detergente, bollos al vapor contaminados con pesticidas y 15,000 cerdos muertos a la deriva por el río Huangpu en Shanghai.

Pero la noticia de la venta de carne congelada de 40 años a los consumidores ha dejado conmocionados incluso a los expertos más experimentados. Bob Delmore, un experto en ciencia de la carne en la Universidad Estatal de Colorado, dijo que aunque era posible que la carne durara tanto tiempo congelada, estaría cubierta por “una tremenda cantidad de quemaduras por congelación” a medida que el producto perdía humedad y la carne se degradaba. Pero una vez que comenzara a descongelarse, el consumidor sabría inmediatamente que algo andaba mal. "El indicio muerto sería el olor y el sabor", dijo.

En China, la gente recurrió a las redes sociales para quejarse del último escándalo, y algunos consideraron el vegetarianismo, o al menos una buena cosecha de vino para reducir el riesgo. "Una botella de Lafite de 1982 más un trozo de bistec de los 70 y un par de alitas de pollo de los 80", escribió un usuario en el microblog Sina Weibo. "¡Buen provecho!"


En China, los estómagos se revuelven ante la noticia de que comerciantes venden carne de hace 40 años

Desde carne de rata disfrazada de cordero hasta leche contaminada y sandías explosivas, los consumidores chinos se han acostumbrado a los escándalos alimentarios que revuelven el estómago. Pero el martes, innumerables personas se vieron obligadas a reflexionar sobre los beneficios del vegetarianismo después de que surgieron informes de noticias de que comerciantes de carne sin escrúpulos habían estado vendiendo toneladas de alitas de res, cerdo y pollo que en algunos casos habían estado congeladas durante 40 años.

Los medios de comunicación chinos anunciaron que las autoridades habían incautado casi 500 millones de dólares en carne congelada contrabandeada este mes en toda China, parte de la cual data de la década de 1970. Los escondites de alitas de res, cerdo y pollo, por un valor de hasta 3.000 millones de renminbi, o 483 millones de dólares, fueron descubiertos en una ofensiva nacional que abarcó 14 provincias y regiones, informó la agencia estatal de noticias Xinhua.

Por lo general, la carne se enviaba desde el extranjero a Hong Kong y luego se llevaba a Vietnam, donde los comerciantes pasaban de contrabando el producto a través de la frontera china sin declararlo a los funcionarios de aduanas o pasar por los procedimientos de inspección y cuarentena requeridos. Desde allí, los delincuentes a menudo transportaban la carne en camiones sin refrigerar para ahorrar costos y la volvían a congelar varias veces antes de que llegara a los clientes.

“Era demasiado maloliente. Un camión lleno de eso. Casi vomito cuando se abrió la puerta ”, dijo Zhang Tao, funcionario de la administración de aduanas en Changsha, la capital de la provincia central de Hunan, según Xinhua. Las autoridades de Changsha incautaron 800 toneladas de carne congelada el 1 de junio y arrestaron a 20 presuntos miembros de dos bandas.

Según la Administración de Aduanas de Changsha, se descubrió que un tercio de la carne a la venta en el mercado mayorista más grande de la ciudad era importada ilegalmente. Si bien el origen de la carne de contrabando no estaba claro, un informe en el sitio web oficial del departamento de propaganda de Hunan decía que el contrabando provenía de la frontera con Vietnam.

En la región de Guangxi, que limita con Vietnam, los funcionarios de aduanas encontraron que parte de la carne congelada de contrabando "tenía más de 40 años", según el periódico The China Daily. Los funcionarios chinos no explicaron dónde se originó la carne o cómo se había almacenado durante casi dos generaciones. Después de volver a congelarse, la carne se vendió a minoristas, supermercados y restaurantes de todo el país. La Televisión Central de China, la emisora ​​estatal, mostró a los trabajadores de la ciudad sureña de Shenzhen reempacando la carne importada con etiquetas chinas, aunque los productos importados, si son legales, tienden a ser más rentables.

Parte de la carne se vendió en Internet. Muchos minoristas de carne han creado perfiles en Taobao, el sitio web de compras en línea propiedad de Alibaba, que ofrece carne local e importada. Algunos afirman estar vendiendo carne de res importada de los Estados Unidos, a pesar de que dicha carne de res ha estado prohibida en China continental desde 2003, luego de brotes de encefalopatía espongiforme bovina o enfermedad de las vacas locas.

Los escándalos alimentarios son un tema políticamente delicado en China, donde los alimentos contaminados han enfermado a un gran número de personas. En 2008, la leche en polvo contaminada con melamina, un compuesto industrial tóxico, enfermó a 300.000 bebés y murieron seis. Desde entonces, el país ha encontrado sandías que explotaron por el uso indebido de un químico acelerador del crecimiento, carne de cerdo empapada en un aditivo detergente, bollos al vapor contaminados con pesticidas y 15,000 cerdos muertos a la deriva por el río Huangpu en Shanghai.

Pero la noticia de la venta de carne congelada de 40 años a los consumidores ha dejado conmocionados incluso a los expertos más experimentados. Bob Delmore, un experto en ciencia de la carne en la Universidad Estatal de Colorado, dijo que aunque era posible que la carne durara tanto tiempo congelada, estaría cubierta por “una tremenda cantidad de quemaduras por congelación” a medida que el producto perdía humedad y la carne se degradaba. Pero una vez que comenzara a descongelarse, el consumidor sabría inmediatamente que algo andaba mal. "El indicio muerto sería el olor y el sabor", dijo.

En China, la gente recurrió a las redes sociales para quejarse del último escándalo, y algunos consideraron el vegetarianismo, o al menos una buena cosecha de vino para reducir el riesgo. "Una botella de Lafite de 1982 más un trozo de bistec de los 70 y un par de alitas de pollo de los 80", escribió un usuario en el microblog Sina Weibo. "¡Buen provecho!"


En China, los estómagos se revuelven ante la noticia de que comerciantes venden carne de hace 40 años

Desde carne de rata disfrazada de cordero hasta leche contaminada y sandías explosivas, los consumidores chinos se han acostumbrado a los escándalos alimentarios que revuelven el estómago. Pero el martes, innumerables personas se vieron obligadas a reflexionar sobre los beneficios del vegetarianismo después de que surgieron informes de noticias de que comerciantes de carne sin escrúpulos habían estado vendiendo toneladas de alitas de res, cerdo y pollo que en algunos casos habían estado congeladas durante 40 años.

Los medios de comunicación chinos anunciaron que las autoridades habían incautado casi 500 millones de dólares en carne congelada contrabandeada este mes en toda China, parte de la cual data de la década de 1970. Los escondites de alitas de res, cerdo y pollo, por un valor de hasta 3.000 millones de renminbi, o 483 millones de dólares, fueron descubiertos en una ofensiva nacional que abarcó 14 provincias y regiones, informó la agencia estatal de noticias Xinhua.

Por lo general, la carne se enviaba desde el extranjero a Hong Kong y luego se llevaba a Vietnam, donde los comerciantes pasaban de contrabando el producto a través de la frontera china sin declararlo a los funcionarios de aduanas o pasar por los procedimientos de inspección y cuarentena requeridos. Desde allí, los delincuentes a menudo transportaban la carne en camiones sin refrigerar para ahorrar costos y la volvían a congelar varias veces antes de que llegara a los clientes.

“Era demasiado maloliente. Un camión lleno de eso. Casi vomito cuando se abrió la puerta ”, dijo Zhang Tao, funcionario de la administración de aduanas en Changsha, la capital de la provincia central de Hunan, según Xinhua. Las autoridades de Changsha incautaron 800 toneladas de carne congelada el 1 de junio y arrestaron a 20 presuntos miembros de dos bandas.

Según la Administración de Aduanas de Changsha, se descubrió que un tercio de la carne a la venta en el mercado mayorista más grande de la ciudad era importada ilegalmente. Si bien el origen de la carne de contrabando no estaba claro, un informe en el sitio web oficial del departamento de propaganda de Hunan decía que el contrabando provenía de la frontera con Vietnam.

En la región de Guangxi, que limita con Vietnam, los funcionarios de aduanas encontraron que parte de la carne congelada de contrabando "tenía más de 40 años", según el periódico The China Daily. Los funcionarios chinos no explicaron dónde se originó la carne o cómo se había almacenado durante casi dos generaciones. Después de volver a congelarse, la carne se vendió a minoristas, supermercados y restaurantes de todo el país. La Televisión Central de China, la emisora ​​estatal, mostró a los trabajadores de la ciudad sureña de Shenzhen reempacando la carne importada con etiquetas chinas, aunque los productos importados, si son legales, tienden a ser más rentables.

Parte de la carne se vendió en Internet. Muchos minoristas de carne han creado perfiles en Taobao, el sitio web de compras en línea propiedad de Alibaba, que ofrece carne local e importada. Algunos afirman estar vendiendo carne de res importada de los Estados Unidos, a pesar de que dicha carne de res ha estado prohibida en China continental desde 2003, luego de brotes de encefalopatía espongiforme bovina o enfermedad de las vacas locas.

Los escándalos alimentarios son un tema políticamente delicado en China, donde los alimentos contaminados han enfermado a un gran número de personas. En 2008, la leche en polvo contaminada con melamina, un compuesto industrial tóxico, enfermó a 300.000 bebés y murieron seis. Desde entonces, el país ha encontrado sandías que explotaron por el uso indebido de un químico acelerador del crecimiento, carne de cerdo empapada en un aditivo detergente, bollos al vapor contaminados con pesticidas y 15,000 cerdos muertos a la deriva por el río Huangpu en Shanghai.

Pero la noticia de la venta de carne congelada de 40 años a los consumidores ha dejado conmocionados incluso a los expertos más experimentados. Bob Delmore, un experto en ciencia de la carne en la Universidad Estatal de Colorado, dijo que aunque era posible que la carne durara tanto tiempo congelada, estaría cubierta por “una tremenda cantidad de quemaduras por congelación” a medida que el producto perdía humedad y la carne se degradaba. Pero una vez que comenzara a descongelarse, el consumidor sabría inmediatamente que algo andaba mal. "El indicio muerto sería el olor y el sabor", dijo.

En China, la gente recurrió a las redes sociales para quejarse del último escándalo, y algunos consideraron el vegetarianismo, o al menos una buena cosecha de vino para reducir el riesgo. "Una botella de Lafite de 1982 más un trozo de bistec de los 70 y un par de alitas de pollo de los 80", escribió un usuario en el microblog Sina Weibo. "¡Buen provecho!"


En China, los estómagos se revuelven ante la noticia de que comerciantes venden carne de hace 40 años

Desde carne de rata disfrazada de cordero hasta leche contaminada y sandías explosivas, los consumidores chinos se han acostumbrado a los escándalos alimentarios que revuelven el estómago. Pero el martes, innumerables personas se vieron obligadas a reflexionar sobre los beneficios del vegetarianismo después de que surgieron informes de noticias de que comerciantes de carne sin escrúpulos habían estado vendiendo toneladas de alitas de res, cerdo y pollo que en algunos casos habían estado congeladas durante 40 años.

Los medios de comunicación chinos anunciaron que las autoridades habían incautado casi 500 millones de dólares en carne congelada contrabandeada este mes en toda China, parte de la cual data de la década de 1970. Los escondites de alitas de res, cerdo y pollo, por un valor de hasta 3.000 millones de renminbi, o 483 millones de dólares, fueron descubiertos en una ofensiva nacional que abarcó 14 provincias y regiones, informó la agencia estatal de noticias Xinhua.

Por lo general, la carne se enviaba desde el extranjero a Hong Kong y luego se llevaba a Vietnam, donde los comerciantes pasaban de contrabando el producto a través de la frontera china sin declararlo a los funcionarios de aduanas o pasar por los procedimientos de inspección y cuarentena requeridos. Desde allí, los delincuentes a menudo transportaban la carne en camiones sin refrigerar para ahorrar costos y la volvían a congelar varias veces antes de que llegara a los clientes.

“Era demasiado maloliente. Un camión lleno de eso. Casi vomito cuando se abrió la puerta ”, dijo Zhang Tao, funcionario de la administración de aduanas en Changsha, la capital de la provincia central de Hunan, según Xinhua. Las autoridades de Changsha incautaron 800 toneladas de carne congelada el 1 de junio y arrestaron a 20 presuntos miembros de dos bandas.

Según la Administración de Aduanas de Changsha, se descubrió que un tercio de la carne a la venta en el mercado mayorista más grande de la ciudad era importada ilegalmente. Si bien el origen de la carne de contrabando no estaba claro, un informe en el sitio web oficial del departamento de propaganda de Hunan decía que el contrabando provenía de la frontera con Vietnam.

En la región de Guangxi, que limita con Vietnam, los funcionarios de aduanas encontraron que parte de la carne congelada de contrabando "tenía más de 40 años", según el periódico The China Daily. Los funcionarios chinos no explicaron dónde se originó la carne o cómo se había almacenado durante casi dos generaciones. Después de volver a congelarse, la carne se vendió a minoristas, supermercados y restaurantes de todo el país. La Televisión Central de China, la emisora ​​estatal, mostró a los trabajadores de la ciudad sureña de Shenzhen reempacando la carne importada con etiquetas chinas, aunque los productos importados, si son legales, tienden a ser más rentables.

Parte de la carne se vendió en Internet. Muchos minoristas de carne han creado perfiles en Taobao, el sitio web de compras en línea propiedad de Alibaba, que ofrece carne local e importada. Algunos afirman estar vendiendo carne de res importada de los Estados Unidos, a pesar de que dicha carne de res ha estado prohibida en China continental desde 2003, luego de brotes de encefalopatía espongiforme bovina o enfermedad de las vacas locas.

Los escándalos alimentarios son un tema políticamente delicado en China, donde los alimentos contaminados han enfermado a un gran número de personas. En 2008, la leche en polvo contaminada con melamina, un compuesto industrial tóxico, enfermó a 300.000 bebés y murieron seis. Desde entonces, el país ha encontrado sandías que explotaron por el uso indebido de un químico acelerador del crecimiento, carne de cerdo empapada en un aditivo detergente, bollos al vapor contaminados con pesticidas y 15,000 cerdos muertos a la deriva por el río Huangpu en Shanghai.

Pero la noticia de la venta de carne congelada de 40 años a los consumidores ha dejado conmocionados incluso a los expertos más experimentados. Bob Delmore, un experto en ciencia de la carne en la Universidad Estatal de Colorado, dijo que aunque era posible que la carne durara tanto tiempo congelada, estaría cubierta por “una tremenda cantidad de quemaduras por congelación” a medida que el producto perdía humedad y la carne se degradaba. Pero una vez que comenzara a descongelarse, el consumidor sabría inmediatamente que algo andaba mal. "El indicio muerto sería el olor y el sabor", dijo.

En China, la gente recurrió a las redes sociales para quejarse del último escándalo, y algunos consideraron el vegetarianismo, o al menos una buena cosecha de vino para reducir el riesgo. "Una botella de Lafite de 1982 más un trozo de bistec de los 70 y un par de alitas de pollo de los 80", escribió un usuario en el microblog Sina Weibo. "¡Buen provecho!"


En China, los estómagos se revuelven ante la noticia de que comerciantes venden carne de hace 40 años

Desde carne de rata disfrazada de cordero hasta leche contaminada y sandías explosivas, los consumidores chinos se han acostumbrado a los escándalos alimentarios que revuelven el estómago. Pero el martes, innumerables personas se vieron obligadas a reflexionar sobre los beneficios del vegetarianismo después de que surgieron informes de noticias de que comerciantes de carne sin escrúpulos habían estado vendiendo toneladas de alitas de res, cerdo y pollo que en algunos casos habían estado congeladas durante 40 años.

Los medios de comunicación chinos anunciaron que las autoridades habían incautado casi 500 millones de dólares en carne congelada contrabandeada este mes en toda China, parte de la cual data de la década de 1970. Los escondites de alitas de res, cerdo y pollo, por un valor de hasta 3.000 millones de renminbi, o 483 millones de dólares, fueron descubiertos en una ofensiva nacional que abarcó 14 provincias y regiones, informó la agencia estatal de noticias Xinhua.

Por lo general, la carne se enviaba desde el extranjero a Hong Kong y luego se llevaba a Vietnam, donde los comerciantes pasaban de contrabando el producto a través de la frontera china sin declararlo a los funcionarios de aduanas o pasar por los procedimientos de inspección y cuarentena requeridos. Desde allí, los delincuentes a menudo transportaban la carne en camiones sin refrigerar para ahorrar costos y la volvían a congelar varias veces antes de que llegara a los clientes.

“Era demasiado maloliente. Un camión lleno de eso. Casi vomito cuando se abrió la puerta ”, dijo Zhang Tao, funcionario de la administración de aduanas en Changsha, la capital de la provincia central de Hunan, según Xinhua. Las autoridades de Changsha incautaron 800 toneladas de carne congelada el 1 de junio y arrestaron a 20 presuntos miembros de dos bandas.

Según la Administración de Aduanas de Changsha, se descubrió que un tercio de la carne a la venta en el mercado mayorista más grande de la ciudad era importada ilegalmente. Si bien el origen de la carne de contrabando no estaba claro, un informe en el sitio web oficial del departamento de propaganda de Hunan decía que el contrabando provenía de la frontera con Vietnam.

En la región de Guangxi, que limita con Vietnam, los funcionarios de aduanas encontraron que parte de la carne congelada de contrabando "tenía más de 40 años", según el periódico The China Daily. Los funcionarios chinos no explicaron dónde se originó la carne o cómo se había almacenado durante casi dos generaciones. Después de volver a congelarse, la carne se vendió a minoristas, supermercados y restaurantes de todo el país. La Televisión Central de China, la emisora ​​estatal, mostró a los trabajadores de la ciudad sureña de Shenzhen reempacando la carne importada con etiquetas chinas, aunque los productos importados, si son legales, tienden a ser más rentables.

Parte de la carne se vendió en Internet. Muchos minoristas de carne han creado perfiles en Taobao, el sitio web de compras en línea propiedad de Alibaba, que ofrece carne local e importada. Algunos afirman estar vendiendo carne de res importada de los Estados Unidos, a pesar de que dicha carne de res ha estado prohibida en China continental desde 2003, luego de brotes de encefalopatía espongiforme bovina o enfermedad de las vacas locas.

Los escándalos alimentarios son un tema políticamente delicado en China, donde los alimentos contaminados han enfermado a un gran número de personas. En 2008, la leche en polvo contaminada con melamina, un compuesto industrial tóxico, enfermó a 300.000 bebés y murieron seis. Desde entonces, el país ha encontrado sandías que explotaron por el uso indebido de un químico acelerador del crecimiento, carne de cerdo empapada en un aditivo detergente, bollos al vapor contaminados con pesticidas y 15,000 cerdos muertos a la deriva por el río Huangpu en Shanghai.

Pero la noticia de la venta de carne congelada de 40 años a los consumidores ha dejado conmocionados incluso a los expertos más experimentados. Bob Delmore, un experto en ciencia de la carne en la Universidad Estatal de Colorado, dijo que aunque era posible que la carne durara tanto tiempo congelada, estaría cubierta por “una tremenda cantidad de quemaduras por congelación” a medida que el producto perdía humedad y la carne se degradaba. Pero una vez que comenzara a descongelarse, el consumidor sabría inmediatamente que algo andaba mal. "El indicio muerto sería el olor y el sabor", dijo.

En China, la gente recurrió a las redes sociales para quejarse del último escándalo, y algunos consideraron el vegetarianismo, o al menos una buena cosecha de vino para reducir el riesgo. "Una botella de Lafite de 1982 más un trozo de bistec de los 70 y un par de alitas de pollo de los 80", escribió un usuario en el microblog Sina Weibo. "¡Buen provecho!"


En China, los estómagos se revuelven ante la noticia de que comerciantes venden carne de hace 40 años

Desde carne de rata disfrazada de cordero hasta leche contaminada y sandías explosivas, los consumidores chinos se han acostumbrado a los escándalos alimentarios que revuelven el estómago. Pero el martes, innumerables personas se vieron obligadas a reflexionar sobre los beneficios del vegetarianismo después de que surgieron informes de noticias de que comerciantes de carne sin escrúpulos habían estado vendiendo toneladas de alitas de res, cerdo y pollo que en algunos casos habían estado congeladas durante 40 años.

Los medios de comunicación chinos anunciaron que las autoridades habían incautado casi 500 millones de dólares en carne congelada contrabandeada este mes en toda China, parte de la cual data de la década de 1970. Los escondites de alitas de res, cerdo y pollo, por un valor de hasta 3.000 millones de renminbi, o 483 millones de dólares, fueron descubiertos en una ofensiva nacional que abarcó 14 provincias y regiones, informó la agencia estatal de noticias Xinhua.

Por lo general, la carne se enviaba desde el extranjero a Hong Kong y luego se llevaba a Vietnam, donde los comerciantes pasaban de contrabando el producto a través de la frontera china sin declararlo a los funcionarios de aduanas o pasar por los procedimientos de inspección y cuarentena requeridos. Desde allí, los delincuentes a menudo transportaban la carne en camiones sin refrigerar para ahorrar costos y la volvían a congelar varias veces antes de que llegara a los clientes.

“Era demasiado maloliente. Un camión lleno de eso. Casi vomito cuando se abrió la puerta ”, dijo Zhang Tao, funcionario de la administración de aduanas en Changsha, la capital de la provincia central de Hunan, según Xinhua. Las autoridades de Changsha incautaron 800 toneladas de carne congelada el 1 de junio y arrestaron a 20 presuntos miembros de dos bandas.

Según la Administración de Aduanas de Changsha, se descubrió que un tercio de la carne a la venta en el mercado mayorista más grande de la ciudad era importada ilegalmente. Si bien el origen de la carne de contrabando no estaba claro, un informe en el sitio web oficial del departamento de propaganda de Hunan decía que el contrabando provenía de la frontera con Vietnam.

En la región de Guangxi, que limita con Vietnam, los funcionarios de aduanas encontraron que parte de la carne congelada de contrabando "tenía más de 40 años", según el periódico The China Daily. Los funcionarios chinos no explicaron dónde se originó la carne o cómo se había almacenado durante casi dos generaciones. Después de volver a congelarse, la carne se vendió a minoristas, supermercados y restaurantes de todo el país. La Televisión Central de China, la emisora ​​estatal, mostró a los trabajadores de la ciudad sureña de Shenzhen reempacando la carne importada con etiquetas chinas, aunque los productos importados, si son legales, tienden a ser más rentables.

Parte de la carne se vendió en Internet. Muchos minoristas de carne han creado perfiles en Taobao, el sitio web de compras en línea propiedad de Alibaba, que ofrece carne local e importada. Algunos afirman estar vendiendo carne de res importada de los Estados Unidos, a pesar de que dicha carne de res ha estado prohibida en China continental desde 2003, luego de brotes de encefalopatía espongiforme bovina o enfermedad de las vacas locas.

Los escándalos alimentarios son un tema políticamente delicado en China, donde los alimentos contaminados han enfermado a un gran número de personas. En 2008, la leche en polvo contaminada con melamina, un compuesto industrial tóxico, enfermó a 300.000 bebés y murieron seis. Desde entonces, el país ha encontrado sandías que explotaron por el uso indebido de un químico acelerador del crecimiento, carne de cerdo empapada en un aditivo detergente, bollos al vapor contaminados con pesticidas y 15,000 cerdos muertos a la deriva por el río Huangpu en Shanghai.

Pero la noticia de la venta de carne congelada de 40 años a los consumidores ha dejado conmocionados incluso a los expertos más experimentados. Bob Delmore, un experto en ciencia de la carne en la Universidad Estatal de Colorado, dijo que aunque era posible que la carne durara tanto tiempo congelada, estaría cubierta por “una tremenda cantidad de quemaduras por congelación” a medida que el producto perdía humedad y la carne se degradaba. Pero una vez que comenzara a descongelarse, el consumidor sabría inmediatamente que algo andaba mal. "El indicio muerto sería el olor y el sabor", dijo.

En China, la gente recurrió a las redes sociales para quejarse del último escándalo, y algunos consideraron el vegetarianismo, o al menos una buena cosecha de vino para reducir el riesgo. "Una botella de Lafite de 1982 más un trozo de bistec de los 70 y un par de alitas de pollo de los 80", escribió un usuario en el microblog Sina Weibo. "¡Buen provecho!"


En China, los estómagos se revuelven ante la noticia de que comerciantes venden carne de hace 40 años

Desde carne de rata disfrazada de cordero hasta leche contaminada y sandías explosivas, los consumidores chinos se han acostumbrado a los escándalos alimentarios que revuelven el estómago. Pero el martes, innumerables personas se vieron obligadas a reflexionar sobre los beneficios del vegetarianismo después de que surgieron informes de noticias de que comerciantes de carne sin escrúpulos habían estado vendiendo toneladas de alitas de res, cerdo y pollo que en algunos casos habían estado congeladas durante 40 años.

Los medios de comunicación chinos anunciaron que las autoridades habían incautado casi 500 millones de dólares en carne congelada contrabandeada este mes en toda China, parte de la cual data de la década de 1970. Los escondites de alitas de res, cerdo y pollo, por un valor de hasta 3.000 millones de renminbi, o 483 millones de dólares, fueron descubiertos en una ofensiva nacional que abarcó 14 provincias y regiones, informó la agencia estatal de noticias Xinhua.

Por lo general, la carne se enviaba desde el extranjero a Hong Kong y luego se llevaba a Vietnam, donde los comerciantes pasaban de contrabando el producto a través de la frontera china sin declararlo a los funcionarios de aduanas o pasar por los procedimientos de inspección y cuarentena requeridos. Desde allí, los delincuentes a menudo transportaban la carne en camiones sin refrigerar para ahorrar costos y la volvían a congelar varias veces antes de que llegara a los clientes.

“Era demasiado maloliente. Un camión lleno de eso. Casi vomito cuando se abrió la puerta ”, dijo Zhang Tao, funcionario de la administración de aduanas en Changsha, la capital de la provincia central de Hunan, según Xinhua. Las autoridades de Changsha incautaron 800 toneladas de carne congelada el 1 de junio y arrestaron a 20 presuntos miembros de dos bandas.

Según la Administración de Aduanas de Changsha, se descubrió que un tercio de la carne a la venta en el mercado mayorista más grande de la ciudad era importada ilegalmente. Si bien el origen de la carne de contrabando no estaba claro, un informe en el sitio web oficial del departamento de propaganda de Hunan decía que el contrabando provenía de la frontera con Vietnam.

En la región de Guangxi, que limita con Vietnam, los funcionarios de aduanas encontraron que parte de la carne congelada de contrabando "tenía más de 40 años", según el periódico The China Daily. Los funcionarios chinos no explicaron dónde se originó la carne o cómo se había almacenado durante casi dos generaciones. Después de volver a congelarse, la carne se vendió a minoristas, supermercados y restaurantes de todo el país. La Televisión Central de China, la emisora ​​estatal, mostró a los trabajadores de la ciudad sureña de Shenzhen reempacando la carne importada con etiquetas chinas, aunque los productos importados, si son legales, tienden a ser más rentables.

Parte de la carne se vendió en Internet. Muchos minoristas de carne han creado perfiles en Taobao, el sitio web de compras en línea propiedad de Alibaba, que ofrece carne local e importada. Some claim to be selling beef imported from the United States, even though such beef has been barred from the Chinese mainland since 2003, after outbreaks of bovine spongiform encephalopathy, or mad cow disease.

Food scandals are a politically sensitive issue in China, where tainted food has sickened huge numbers of people. In 2008, milk powder tainted with melamine, a toxic industrial compound, made 300,000 babies ill and six died. Since then, the country has encountered watermelons that exploded from the misuse of a growth accelerator chemical, pork soaked in a detergent additive, steamed buns tainted with pesticides, and 15,000 dead pigs drifting down the Huangpu River in Shanghai.

But the news of 40-year-old frozen meat being sold to consumers has left even the most seasoned experts in shock. Bob Delmore, an expert on meat science at Colorado State University, said that although it was possible for meat to last that long frozen, it would be covered by “a tremendous amount of freezer burn” as the product lost moisture and the flesh degraded. But once it began to thaw, a consumer would immediately know something was wrong. “The dead giveaway would be the odor and the taste,” he said.

In China, people turned to social media to complain about the latest scandal, with some considering vegetarianism, or at least a good wine vintage to make the risk go down easier. “A bottle of 1982 Lafite plus a piece of 70s steak and a pair of 80s chicken wings,” wrote one user on the Sina Weibo microblog. “Bon appétit!”


In China, Stomachs Turn at News of 40-Year-Old Meat Peddled by Traders

From rat meat masquerading as lamb to tainted milk to exploding watermelons, Chinese consumers have become inured to stomach-churning food scandals. But on Tuesday, countless people were forced to ponder the benefits of vegetarianism after news reports emerged that unscrupulous meat traders had been peddling tons of beef, pork and chicken wings that in some cases had been frozen for 40 years.

The Chinese news media announced that the authorities had seized nearly half a billion dollars’ worth of smuggled frozen meat this month across China, some of it dating to the 1970s. The caches of beef, pork and chicken wings, worth up to 3 billion renminbi, or $483 million, were discovered in a nationwide crackdown that spanned 14 provinces and regions, the state news agency Xinhua reported.

Typically, the meat was shipped from abroad to Hong Kong and then brought to Vietnam, where traders would smuggle the product across the Chinese border without declaring it to customs officials or going through required inspection and quarantine procedures. From there, criminals would often transport the meat in unrefrigerated trucks to save costs and refreeze it several times before it reached customers.

“It was too smelly. A truck full of it. I almost threw up when the door opened,” Zhang Tao, a customs administration official in Changsha, the capital of central Hunan Province, was quoted as saying by Xinhua. The authorities in Changsha seized 800 tons of frozen meat on June 1 and arrested 20 suspected members of two gangs.

According to the Changsha Administration of Customs, one-third of the meat on sale at the largest wholesale market in the city was found to be illegally imported. While the origin of the smuggled meat was unclear, a report on the official Hunan propaganda department website said that the contraband had come from the border with Vietnam.

In the region of Guangxi, which borders Vietnam, customs officials found that some of the smuggled frozen meat “was more than 40 years old,” according to The China Daily newspaper. Chinese officials did not explain where the meat originated or how it had been stored for almost two generations. After being refrozen, the meat was sold to retailers, supermarkets and restaurants across the country. China Central Television, the state broadcaster, showed workers in the southern city of Shenzhen repackaging the imported meat with Chinese labels, even though imported products, if legal, tend to be more profitable.

Some of the meat was sold on the Internet. Many meat retailers have set up profiles on Taobao, the online shopping website owned by Alibaba, offering local and imported meat. Some claim to be selling beef imported from the United States, even though such beef has been barred from the Chinese mainland since 2003, after outbreaks of bovine spongiform encephalopathy, or mad cow disease.

Food scandals are a politically sensitive issue in China, where tainted food has sickened huge numbers of people. In 2008, milk powder tainted with melamine, a toxic industrial compound, made 300,000 babies ill and six died. Since then, the country has encountered watermelons that exploded from the misuse of a growth accelerator chemical, pork soaked in a detergent additive, steamed buns tainted with pesticides, and 15,000 dead pigs drifting down the Huangpu River in Shanghai.

But the news of 40-year-old frozen meat being sold to consumers has left even the most seasoned experts in shock. Bob Delmore, an expert on meat science at Colorado State University, said that although it was possible for meat to last that long frozen, it would be covered by “a tremendous amount of freezer burn” as the product lost moisture and the flesh degraded. But once it began to thaw, a consumer would immediately know something was wrong. “The dead giveaway would be the odor and the taste,” he said.

In China, people turned to social media to complain about the latest scandal, with some considering vegetarianism, or at least a good wine vintage to make the risk go down easier. “A bottle of 1982 Lafite plus a piece of 70s steak and a pair of 80s chicken wings,” wrote one user on the Sina Weibo microblog. “Bon appétit!”


In China, Stomachs Turn at News of 40-Year-Old Meat Peddled by Traders

From rat meat masquerading as lamb to tainted milk to exploding watermelons, Chinese consumers have become inured to stomach-churning food scandals. But on Tuesday, countless people were forced to ponder the benefits of vegetarianism after news reports emerged that unscrupulous meat traders had been peddling tons of beef, pork and chicken wings that in some cases had been frozen for 40 years.

The Chinese news media announced that the authorities had seized nearly half a billion dollars’ worth of smuggled frozen meat this month across China, some of it dating to the 1970s. The caches of beef, pork and chicken wings, worth up to 3 billion renminbi, or $483 million, were discovered in a nationwide crackdown that spanned 14 provinces and regions, the state news agency Xinhua reported.

Typically, the meat was shipped from abroad to Hong Kong and then brought to Vietnam, where traders would smuggle the product across the Chinese border without declaring it to customs officials or going through required inspection and quarantine procedures. From there, criminals would often transport the meat in unrefrigerated trucks to save costs and refreeze it several times before it reached customers.

“It was too smelly. A truck full of it. I almost threw up when the door opened,” Zhang Tao, a customs administration official in Changsha, the capital of central Hunan Province, was quoted as saying by Xinhua. The authorities in Changsha seized 800 tons of frozen meat on June 1 and arrested 20 suspected members of two gangs.

According to the Changsha Administration of Customs, one-third of the meat on sale at the largest wholesale market in the city was found to be illegally imported. While the origin of the smuggled meat was unclear, a report on the official Hunan propaganda department website said that the contraband had come from the border with Vietnam.

In the region of Guangxi, which borders Vietnam, customs officials found that some of the smuggled frozen meat “was more than 40 years old,” according to The China Daily newspaper. Chinese officials did not explain where the meat originated or how it had been stored for almost two generations. After being refrozen, the meat was sold to retailers, supermarkets and restaurants across the country. China Central Television, the state broadcaster, showed workers in the southern city of Shenzhen repackaging the imported meat with Chinese labels, even though imported products, if legal, tend to be more profitable.

Some of the meat was sold on the Internet. Many meat retailers have set up profiles on Taobao, the online shopping website owned by Alibaba, offering local and imported meat. Some claim to be selling beef imported from the United States, even though such beef has been barred from the Chinese mainland since 2003, after outbreaks of bovine spongiform encephalopathy, or mad cow disease.

Food scandals are a politically sensitive issue in China, where tainted food has sickened huge numbers of people. In 2008, milk powder tainted with melamine, a toxic industrial compound, made 300,000 babies ill and six died. Since then, the country has encountered watermelons that exploded from the misuse of a growth accelerator chemical, pork soaked in a detergent additive, steamed buns tainted with pesticides, and 15,000 dead pigs drifting down the Huangpu River in Shanghai.

But the news of 40-year-old frozen meat being sold to consumers has left even the most seasoned experts in shock. Bob Delmore, an expert on meat science at Colorado State University, said that although it was possible for meat to last that long frozen, it would be covered by “a tremendous amount of freezer burn” as the product lost moisture and the flesh degraded. But once it began to thaw, a consumer would immediately know something was wrong. “The dead giveaway would be the odor and the taste,” he said.

In China, people turned to social media to complain about the latest scandal, with some considering vegetarianism, or at least a good wine vintage to make the risk go down easier. “A bottle of 1982 Lafite plus a piece of 70s steak and a pair of 80s chicken wings,” wrote one user on the Sina Weibo microblog. “Bon appétit!”


In China, Stomachs Turn at News of 40-Year-Old Meat Peddled by Traders

From rat meat masquerading as lamb to tainted milk to exploding watermelons, Chinese consumers have become inured to stomach-churning food scandals. But on Tuesday, countless people were forced to ponder the benefits of vegetarianism after news reports emerged that unscrupulous meat traders had been peddling tons of beef, pork and chicken wings that in some cases had been frozen for 40 years.

The Chinese news media announced that the authorities had seized nearly half a billion dollars’ worth of smuggled frozen meat this month across China, some of it dating to the 1970s. The caches of beef, pork and chicken wings, worth up to 3 billion renminbi, or $483 million, were discovered in a nationwide crackdown that spanned 14 provinces and regions, the state news agency Xinhua reported.

Typically, the meat was shipped from abroad to Hong Kong and then brought to Vietnam, where traders would smuggle the product across the Chinese border without declaring it to customs officials or going through required inspection and quarantine procedures. From there, criminals would often transport the meat in unrefrigerated trucks to save costs and refreeze it several times before it reached customers.

“It was too smelly. A truck full of it. I almost threw up when the door opened,” Zhang Tao, a customs administration official in Changsha, the capital of central Hunan Province, was quoted as saying by Xinhua. The authorities in Changsha seized 800 tons of frozen meat on June 1 and arrested 20 suspected members of two gangs.

According to the Changsha Administration of Customs, one-third of the meat on sale at the largest wholesale market in the city was found to be illegally imported. While the origin of the smuggled meat was unclear, a report on the official Hunan propaganda department website said that the contraband had come from the border with Vietnam.

In the region of Guangxi, which borders Vietnam, customs officials found that some of the smuggled frozen meat “was more than 40 years old,” according to The China Daily newspaper. Chinese officials did not explain where the meat originated or how it had been stored for almost two generations. After being refrozen, the meat was sold to retailers, supermarkets and restaurants across the country. China Central Television, the state broadcaster, showed workers in the southern city of Shenzhen repackaging the imported meat with Chinese labels, even though imported products, if legal, tend to be more profitable.

Some of the meat was sold on the Internet. Many meat retailers have set up profiles on Taobao, the online shopping website owned by Alibaba, offering local and imported meat. Some claim to be selling beef imported from the United States, even though such beef has been barred from the Chinese mainland since 2003, after outbreaks of bovine spongiform encephalopathy, or mad cow disease.

Food scandals are a politically sensitive issue in China, where tainted food has sickened huge numbers of people. In 2008, milk powder tainted with melamine, a toxic industrial compound, made 300,000 babies ill and six died. Since then, the country has encountered watermelons that exploded from the misuse of a growth accelerator chemical, pork soaked in a detergent additive, steamed buns tainted with pesticides, and 15,000 dead pigs drifting down the Huangpu River in Shanghai.

But the news of 40-year-old frozen meat being sold to consumers has left even the most seasoned experts in shock. Bob Delmore, an expert on meat science at Colorado State University, said that although it was possible for meat to last that long frozen, it would be covered by “a tremendous amount of freezer burn” as the product lost moisture and the flesh degraded. But once it began to thaw, a consumer would immediately know something was wrong. “The dead giveaway would be the odor and the taste,” he said.

In China, people turned to social media to complain about the latest scandal, with some considering vegetarianism, or at least a good wine vintage to make the risk go down easier. “A bottle of 1982 Lafite plus a piece of 70s steak and a pair of 80s chicken wings,” wrote one user on the Sina Weibo microblog. “Bon appétit!”


Ver el vídeo: Los Peores Escandalos De Comida En China Que No Conocías (Febrero 2023).